inicio nosotros contacto juegos

«

»

dic
28

Gato tiene sueño

cinco Gato tiene sueño
Satoshi Kitamura
Colección Los especiales de A la orilla del viento
Fondo de Cultura Económica

Gato tiene sueño. Pero no encuentra un buen lugar para dormir.

A lo largo de las páginas del libro, lo acompañaremos en su búsqueda de la cucha ideal pasando desde un piano hasta una cacerola sin éxito hasta llegar al mejor de los lugares imaginables: la falda de la nena de la casa.

Las hermosas ilustraciones de Kitamura enriquecen cada uno de los ambientes que atraviesa Gato, permitiendo detenerse en todos los detalles y disfrutando de la expresividad del protagonista, ya palpable desde su presentación en la tapa del libro.

Gato tiene sueño integra una serie de libros del mismo autor, ideales para los más pequeños:

  • Pato está sucio
  • Ardilla tiene hambre
  • Perro tiene sed.

Estas historias son ideales para introducir a los niños en el mundo de la ficción ya que narran pequeñas historias cotidianas, protagonizadas por un único personaje, al que se nos invita acompañar en su rutina cotidiana.

páginas interiores
Ideas para el momento de leer el libro con los niños:

- Detenerse un tiempo para mirar la ilustración de la tapa. En ella se nos presenta al protagonista y tan solo con la ilustración ya se nos permite anticipar cuál será el conflicto central de la historia: Gato tiene sueño. Y su cara nos lo demuestra. Funciona casi como un bostezo contagioso. Puede bostezarse al mirar la tapa y leer el título.

- En la primera página del libro aparece la gran pregunta: “¿En dónde puede dormir?”. Puede intentar buscarse la respuesta con los chicos, pensando si entrará en la jarra que está en el piso o dentro de la maceta, … A lo largo de todo el libro puede jugarse con los chicos a buscar una posible cucha para Gato. – En la página en la que se presentan los instrumentos, puede nombrárselos e intentar imitar el sonido de cada uno.

- Todas las páginas ofrecen muchos objetos que pueden ir nombrándose con los chicos, jugando a reconocer los conocidos y a nombrar los que aún no conocen.

- Cuando Gato está en la cocina, puede convidarse a los pequeños lectores a “probar” alguno de los alimentos que aparece, haciendo la mímica de comerlos, preguntando si están ricos, poniéndoles un poquito de pimienta,  …

- Al llegar a la anteúltima página, aparece nuevamente la pregunta: “¿en dónde dormirá Gato?”. Seguramente serán los mismos chicos los que intenten buscarle una buena cucha entre los objetos que aparecen en la ilustración y es interesante dar tiempo para que este juego ocurra. Y luego, generar suspenso al pasar a la última página: “A ver, a ver… ¿dónde dormirá finalmente?”.

- Al llegar a la última página, podemos respirar aliviados generando empatía con Gato que finalmente encontró un buen lugar para dormir. Y, podemos también, subir a nuestras faldas a los pequeños lectores y abrazarlos como si nuestros brazos fueran la mejor cucha del mundo.

  • Bookmark and Share

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar los siguientes tags y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*